Embarazo de 2 meses

* CRECIMIENTO Y DESARROLLO DEL BEBÉ

Durante este mes, el desarrollo del feto está en su fase inicial. Comienza a crearse el saco amniótico, que se llenará con el líquido amniótico. Un bebé no puede desarrollarse en el vientre sin líquido amniótico. Además, comienza a desarrollarse la placenta, que produce hormonas y proporciona nutrientes al feto.

La placenta es una estructura que permite el intercambio de nutrientes, gases y otros materiales entre la madre y el bebé. La placenta selecciona los nutrientes y el oxígeno necesarios para la formación del tejido, y los transfiere al bebé, y elimina los materiales de desecho.

Durante este periodo, tu bebé es un embrión. Este es un momento importante en el desarrollo del embrión. En este periodo se forman las primeras partes del cerebro, los ojos y la fase inicial de los órganos. Es posible detectar los latidos del corazón mediante ultrasonidos. Comienzan a formarse los ojos y las fosas nasales del bebé. También se desarrollan los intestinos y el apéndice. En este periodo, empieza a formarse el páncreas, encargado de la producción de la hormona insulina. Además, los pliegues del párpado, las fosas nasales y las orejas de tu bebé comienzan a tomar forma. Sus brazos y piernas se alargan, y aparecen los codos.


* CAMBIOS EN LA MADRE

Puede sentirte emocionalmente sensible y distraída. Puedes sentir dolor en la zona inguinal y lumbar, y sentir los senos más sensibles. Pueden empezar las náuseas matutinas. Puedes sentirte cansada, débil o con falta de sueño.

No aparecen cambios significativos en la apariencia. Sin embargo, es posible que sientas molestias como ardor de estómago, náuseas, vómitos, debilidad, estreñimiento, mayor necesidad de orinar, etc. No te preocupes; todo esto es normal durante el embarazo.

En este periodo, no es posible detectar que estás embarazada solo con mirarte. Esto es así porque los cambios en la madre ocurren lentamente. Es normal que pierdas peso debido a las náuseas. En las próximas semanas, las náuseas remitirán y te sentirás mucho mejor. Antes de la concepción, tu vientre era, más o menos, del tamaño de un puño. Ahora, es del tamaño de una naranja grande. Conforme pasen las semanas, tu útero aumentará de tamaño y sentirás calambres en la zona inguinal y el abdomen, y algo de dolor. Puede aparecerte algo de acné en la cara y el cuerpo; no te preocupes; es algo temporal. Tal vez pierdas un par de kilos durante este periodo; no pasa nada por no estar ganando peso. Lo harás en cuanto cesen las náuseas matutinas y puedas comer otra vez.

Si tienes acidez estomacal y es cada vez más intensa, puedes pedir a tu médico que te recete algún medicamento. Si sufres acidez estomacal intensa a media noche puede no ser fácil encontrar un medicamento adecuado en la farmacia. Por lo tanto, estate preparada por si experimentas acidez creciente. Los medicamentos no funcionan igual en algunas madres. Y tus opciones son más limitadas durante el embarazo. Si te encuentras en una situación desesperada, toma un poco de helado o agua fría, y trata de dormir en una postura en la que la cabeza y la parte superior del cuerpo queden ligeramente erguidas. Puedes probar con una infusión de tomillo, previa consulta con tu médico. Sin embargo, recuerda que las infusiones no se recomiendan durante el embarazo. La acidez estomacal también se alivia comiendo garbanzos tostados. Sin embargo, y a pesar de todas estas recomendaciones, es posible que la acidez estomacal persista. Esta es la parte más difícil de ser madre.


* RECOMENDACIONES Y DIETA

Durante el embarazo, no retrases las visitas al médico. Si no estás completamente satisfecha con tu médico, intenta encontrar otro que creas que te comprende mejor. Tu relación con el médico, y la confianza entre ambos, es importante durante el embarazo.

Fumar durante el embarazo puede tener efectos adversos en el bebé. Durante este tiempo, deberás incluso evitar a los fumadores y las zonas donde se permite fumar. El tabaco puede provocar varios problemas, como un aborto espontáneo, muerte fetal, bajo peso al nacer, nivel de inteligencia inferior o hiperactividad. Si eres fumadora y no puedes dejarlo, pide ayuda a tu médico.

Una dieta sana es sumamente importante durante el embarazo. Tendrás que ganar peso gradualmente. Durante el embarazo, tienes que comer para dos, pero esto no significa comer el doble. Si no quieres ganar un peso excesivo, tendrás que mantenerte alejada de la comida basura.

El uso de medicamentos debe realizarse con cuidado. Los especialistas recomiendan no tomar medicamentos durante el embarazo, salvo que sea necesario. No te automediques, y limítate a los medicamentos que te recete el médico. Las náuseas y los vómitos son normales durante estas semanas. Pueden persistir hasta la semana 13. Con el fin de aliviar las náuseas, intenta comer a menudo y en pequeñas cantidades. El pan tostado, los pretzels salados, el limón y los alimentos sin grasa pueden ayudarte. Debes consultar con tu médico si las náuseas y vómitos están por encima de lo normal.

No dudes en llamar al médico si te surge cualquier pregunta. La respuesta del médico te tranquilizará. Durante el embarazo, debes ser selectiva con lo que comes. No debes elegir cualquier cosa que te apetezca. Es necesario que consumas suficiente cantidad de vitaminas y minerales. También es importante consumir alimentos ricos en calcio, hierro, magnesio, ácido fólico y zinc. Tus requerimientos de hierro aumentan durante el embarazo. Puedes satisfacer esta necesidad consumiendo pasas, pescado, yema de huevo o verduras con hojas de color verde oscuro.

Algunas infusiones pueden provocar un aborto espontáneo, ya que aumentan los espasmos en la zona inguinal. Si consumes cantidades elevadas de infusiones herbales, asegúrate de comunicárselo a tu médico. Durante el embarazo, es muy importante consumir leche y productos lácteos. La leche y los lácteos aportan el calcio necesario para tu bebé. Estos alimentos incluyen también vitamina D, que ayuda a la absorción del calcio. El calcio ayuda a que tu bebé desarrolle unos huesos y dientes fuertes, y también te ayuda a ti a mantener tu salud ósea.

Asegúrate de tener siempre las manos limpias. Lávate cuidadosamente las manos, sobre todo tras manipular carne cruda o ir al lavabo. Estos cuidados evitan la propagación de bacterias o virus que pueden causar infecciones.

Por favor elige de la lista el mes que quieras mostrar.

  1 mes de embarazo   2 mes de embarazo   3 mes de embarazo   4 mes de embarazo   5 mes de embarazo
  6 mes de embarazo   7 mes de embarazo   8 mes de embarazo   9 mes de embarazo 10 mes de embarazo