Embarazo de 4 meses

* CRECIMIENTO Y DESARROLLO DEL BEBÉ

Los ojos de tu bebé están ahora mucho más cerca el uno del otro, y sus orejas han ocupado su sitio normal, a los lados de la cabeza.

El cuello de tu bebé sigue creciendo, y cada vez es más largo. Ya no apoya el mentón contra su cuerpo.

La piel de tu bebé ahora es más fina, y está cubierta de un vello blanco llamado lanugo, que cubre todo su cuerpo.

Los huesos del bebé son cada vez más fuertes, y almacenan calcio con rapidez.

En este momento se forman los dedos y las uñas del bebé.


* CAMBIOS EN LA MADRE

Ahora, tu cintura es cada vez más grande y ya no te sentirás cómoda con tu antigua ropa. Es el momento de tomar medidas contra las estrías de la piel y las líneas blancas. Hidrata tu abdomen, caderas y senos con una crema hidratante, mañana y noche. Consume mucha agua y trata de no ganar demasiado peso. Puede que, a partir de ahora, ya necesites llevar ropa de premamá. A partir de este momento, tendrás más dificultades para abrocharte los pantalones. El tamaño de tu vientre aumentará aún más durante las siguientes semanas.

Puede que sufras hemorroides durante el embarazo. Se deben al crecimiento del útero y la menor circulación sanguínea en la zona pélvica. Intenta evitar el estreñimiento consumiendo alimentos con fibra y bebiendo mucha agua. Ya no tienes un vientre plano. Tu vientre no se notará si llevas ropa amplia, pero se verá fácilmente que estás embarazada si te pones un vestido ajustado.

Las náuseas han remitido y tienes buen apetito. A finales de este mes podrás empezar a sentir los movimientos de tu bebé. No te entristezcas si no es así. Sin duda, sentirás pequeños movimientos en las semanas próximas.


* RECOMENDACIONES Y DIETA

No olvides colocarte el cinturón de seguridad aunque estés embarazada. Muchas mujeres embarazadas no quieren usar el cinturón de seguridad porque es molesto, pero es importante tanto para ti como para el bebé. El consumo excesivo de cafeína es perjudicial para las embarazadas. Hace que los bebés tengan poco peso al nacer, ya que la cafeína llega al bebé a través de la placenta, y degrada el metabolismo del calcio. Como la cafeína también se mezcla con la leche materna, puede causar irritabilidad e insomnio en el bebé.

Los cuidados dentales son de suma importancia durante el embarazo. No dudes en acudir al dentista si tienes algún problema. Si necesitas alguna operación odontológica, retrásala hasta después de la semana 12, y recuerda decirle a tu dentista que estás embarazada. La dieta es muy importante durante el embarazo. Un aumento de peso excesivo puede causar en la futura mamá diabetes, varices, dolor lumbar o debilidad. Para reducir al mínimo la incidencia de estos problemas, es importante que no excedas el peso indicado por tu médico.

A partir de este mes, tendrás que elegir bien la postura para dormir. No es aconsejable para ti ni para el bebé que te coloques boca abajo ni tumbada sobre la espalda. Al tumbarte boca arriba, se produce presión sobre algunas vasos sanguíneos importantes, lo que puede reducir el flujo sanguíneo en el bebé e impedir la circulación en tu cuerpo. Tumbarse boca abajo tampoco es aconsejable, ya que tu cuerpo ejerce presión en el vientre.

No por comer mucho durante el embarazo el bebé va a crecer mejor, ni ganar más peso. Puedes proporcionar la nutrición necesaria a tu bebé manteniendo la misma dieta previa a la fecundación, y añadiendo sólo 300 calorías.

Cuando estás embarazada, puede que sientas náuseas al comer alimentos que antes te gustaban. Te aconsejamos que los vuelvas a comer después del parto. Las mujeres embarazadas a menudo sienten hambre. No olvides preparar tentempiés entre las comidas principales del día. Hacer esto será más nutritivo e impedirá que ganes demasiado peso.

Las estrías del embarazo son un problema para muchas madres. Algunas futuras mamás no tienen estrías en el abdomen, aunque no usen cremas, pero a otras les salen estrías a pesar de las cremas.

Durante el embarazo, las estrías en el vientre pueden aparecer incluso de un día para otro. Son debidas, por una parte, a la genética y, por otra, al aumento de peso. Si no estuvieras embarazada y ganases 10 kilos en un mes, es probable que también te salieran estrías. Una de las principales razones detrás de este problema es el rápido aumento de peso. Habla con tu médico sobre cuántos kilos debes ganar. Si ganas más que eso, ni siquiera la crema más cara podrá evitar las estrías. Recuerda que las cremas son sólo ayudas.

Supongamos que una madre gana 10 kg y otra madre 30 kg durante el embarazo, partiendo de un mismo peso y altura antes de la concepción. El exceso de peso no irá al bebé, sino a la madre. El ganar mucho peso no significa que el bebé se desarrolle mejor. Lo importante es que consumas los nutrientes necesarios para tu bebé. Un peso excesivo puede causar problemas de salud, estrías en el abdomen y un parto difícil. Si quieres evitar las estrías, intenta no ganar más peso que el ideal, bajo la supervisión de tu médico. Además, debes usar una crema hidratante a partir del cuarto mes. Si tienes un presupuesto mayor, puedes recurrir a cremas más caras. Pero, si tu presupuesto es limitado, pide a tu médico que te recomiende una crema de precio razonable. No creas que el producto más barato no va a funcionar. Su objetivo es evitar que la zona abdominal se seque, hidratándola. Aplica la crema mañana y noche, siguiendo las indicaciones de tu médico. También puede que sientas algo de picor, debido a la tensión abdominal. En la medida de lo posible, trata de no rascarte. Si te rascas, aumentará el número de estrías. Si sigues estas recomendaciones, te estarás protegiendo mejor de las estrías.

Por favor elige de la lista el mes que quieras mostrar.

  1 mes de embarazo   2 mes de embarazo   3 mes de embarazo   4 mes de embarazo   5 mes de embarazo
  6 mes de embarazo   7 mes de embarazo   8 mes de embarazo   9 mes de embarazo 10 mes de embarazo